jueves, 21 de marzo de 2019

Ditirambo





Lanzas ardientes
queman,
desgastan,
martirizan
los resecos labios;
coartan
las palabras.

Sosegada oscuridad,
techo
de crujiente  rastrojo;
me diste
tan largas
horas de calma
que a pesar
de los densos
muros de cemento
aún respiro.

Librillo de
papel blanco;
arrugadas manos
te acarician.
¿Por qué
reduces la vida
a cuatro
bocanadas humeantes?

FELIZ DÍA DE LA POESÍA

jueves, 14 de marzo de 2019

Presentación en Paymogo



Con motivo de la XVI Feria Transfronteriza del gurumelo, a celebrar en Paymogo, se va a presentar el libro Breviario para tardes de lluvia. Un libro que comenzó su periplo hace un año, en la ciudad de Sevilla y que luego de algunas lecturas de cara al público en tertulias y reuniones varias, le ha llegado el turno de vestirse de largo ante el mismo auditorio que ya lo hizo su antecesor Una parada obligatoria. Como obligatorio es dar las gracias por anticipado al Ayuntamiento de Paymogo por la oportunidad de dar a conocer este trabajo ante mis paisanos. Cuento con la colaboración de la Sociedad Pagos de la Sierra y de José María Infante. Ya tan solo falta que tengamos una buena jornada de domingo y disfrutemos todos con los microrrelatos que conforman esta obra. Dice el escritor E.L. Doctorow "En el lugar de donde yo soy el sol se pone sobre la tierra". Vamos a intentar que eso siga siendo así, al menos mientras podamos.


viernes, 8 de marzo de 2019

Una parada en La puebla de Montalbán


 
A mi llegada a Toledo comienzo por darle los buenos días al ilustre hidalgo que me metió el venenillo en el cuerpo es esto de la escritura: D. Alonso Quijano. Visita obligada a los miradores que hay en torno a la ciudad, así como a los distintos monumentos que la conforman, y en la que cuál unos turistas más disfrutamos de la compañía de los entrañables Almudena y Eulogio, que en todo momento nos acompañaron. La ciudad, en un día luminoso como el que teníamos por delante, impresiona, siendo el Tajo el cinturón acuoso y mágico que la rodea para deleite de unos y otros. Hay tanta historia por cada uno de sus rincones que sobrecoge lo que se ve.
De camino hacia La Puebla es conveniente darse una vuelta por la ermita de Santa María de Melque y el castillo de Montalbán y empaparse de todo lo que de ese sitio se cuenta.
Y ya en el pueblo nos encontramos con la Torre de San Miguel, emblemático lugar, la Plaza Mayor, el Palacio de los Condes de Montalbán, el convento Concepcionista, la ermita de La Soledad o el Museo La Celestina, punto de encuentro del acto central de la visita, y en el que tuvo lugar la presentación de libro de relatos Una parada obligatoria. Como despedida de tan magnífica acogida, queda el recuerdo de Fernando de Rojas, hijo de esta villa.

                                             
 

jueves, 21 de febrero de 2019

Seguimos volando


                                                     Imágenes tomadas de la red



Chorlitejo chico
Lo conocí en las orillas de un pantano correteando como chiquillo tras una pelota, con su vocecilla estridente poniendo en alerta a toda la familia. Con paciencia y prismáticos se terminan descubriendo sus facciones: patas amarillentas, anillo, ocular, franja alar blanca. En vuelo despliega todo un alarde de dominio del medio.
                                        



Águila perdicera
Se de su existencia porque en el campo andaluz es difícil que no hay un cazador que no la conozca, por aquello de la competencia. No he tenido aún la suerte de verla siquiera en vuelo. Dice la guía que cala sobre su presa como un halcón.
                                              


Buitre negro
Impresiona verlo en el cielo, con esa facilidad de vuelo sin motor, dejándose llevar. Lo he conocido en una colonia estable, anidando sobre encinas, gracias a un programa de recuperación que se llevó en su día por las sierras de Huelva. Puede confundirse con el común, pero fijándose bien predomina el negro por todas partes, teniendo además costumbres más solitarias que su pariente, el leonado.

                                              



Buitrón
Esta avecilla, de apenas  10 gramos de peso, es fácil de localizar en vuelo, por su característico zigzagueo y su voz aguda y raspante. En el suelo o posada nunca llegué a saber de él. Para iniciarse en ornitología viene muy bien tenerla por compañera.
                                              

jueves, 14 de febrero de 2019

Mi tierra



Hoy he caminado bajo los signos evidentes de la llegada de la primavera. Por mi tierra, por las calles de guijarros y paredes de cal. Cada lugar por el que iba pasando me traía a la mente cómo llegue a conocerlo en otro momento, me veía correteando por uno y otro espacio como si el tiempo se me fuese a acabar. Allí está la estructura esquelética del edificio dónde el zapatero remendón daba cuenta de todo cuanto zapato se le llevase, con aquella silla  pegada al suelo, como si el hombre no tuviese miembros inferiores. Las casas han ido cambiando con el paso del tiempo, pero yo las sigo viendo como las viví, cuándo por algún que otro momento entré en ellas: a comprar, a dar un recado, a preguntar por un amigo, a ver una película en el televisor que no había en mi casa. La luz de la mañana es la misma, los lugares son los mismos, algunas personas parecen no haber cambiado, pero mi mente me lleva a verlo todo como en una serie de secuencias, en la que el espacio, la gente y las costumbres van evolucionando sin dar tregua al segundero, cómo cuando era niño: todo lo hacía corriendo, parecía un cervatillo que nada más nacer ha de ponerse en pié por si aparece el león y hay que salir huyendo.
El cabrero me saca todo mi parentesco, en una charla improvisada en medio del campo, aclaramos cuál fue la quinta de cada uno, y al final yo continúo disfrutando de la sinfonía avícola que inunda mis sentidos y él se coloca unos minúsculos auriculares en los oídos, tal vez más que aburrido de no oír más que los sonidos de la Naturaleza. Y sigo caminando. Mis pasos me llevan hasta la explanada en la que jugábamos al fútbol antes de que se terminara formando un equipo con campo propio, antes de que los postes con redes no fuesen más que dos peñascos y los goles sólo se cantaban en función de la altura del cancerbero. Hay margaritas y luce de verde allá por donde miro, se oye en cencerro de las ovejas y el agua por el arroyo, aunque bien es verdad que hace tanto que no llueve, que ya veremos que va a pasar con los gurumelos.  A la vuelta a casa procuro descansar, ya que en eso también se nota el cambio, si antes ignoraba el sentido de esta palabra, ahora me resulta imprescindible su comprensión. Y es que no en balde, la vida del jubilata tiene estas cosas.

jueves, 7 de febrero de 2019

Un ave con recursos




El pinzón se enfrentó a la dificultad física de horadar un fruto desconocido. No hay problema. Metió la cabeza debajo del ala y extrajo el “Manual darwiniano para el cambio de pico”.

miércoles, 30 de enero de 2019

Yuval Noah



SAPIENS

Afrontar un libro de cerca de quinientas páginas me ha costado lo suyo, pero lo he terminado disfrutando porque parece que me ha llegado en un momento justo. De animales a dioses es el subtítulo, y lo cierto es que una de las muchas reflexiones a las que lleva el libro es esa: como hemos ido evolucionando de ser meros animales, ocupados nada más que en cubrir las necesidades básicas hasta convertirnos en auténticos dioses, capaces de decidir sobre el bien el mal, la vida, la muerte y el porvenir de todo bicho viviente que pulula a nuestro alrededor. O al menos eso creemos, que somos dioses, pero ya digo el libro da para mucho. A mi me ha proporcionado una idea global de quiénes somos y de dónde venimos; el ¿a dónde vamos?, supongo que estará en el volumen 21 lecciones para el siglo XXI, del mismo autor.  Echando una ojeada a la línea temporal de la historia, que aparece en las primeras páginas, se queda uno de piedra con las cifras que ahí se barajan: 13.500 millones de años para la aparición de la materia y la energía; 4.500 para la formación del planeta Tierra; 6 millones de años para la última abuela común de humanos y chimpancés; 70.000 años para la revolución cognitiva, la aparición del lenguaje ficticio; 12.000 años para la revolución agrícola; 500 años para la revolución científica; 200 años para la revolución industrial. El presente todos lo conocemos y el futuro ¿Homo sapiens es sustituido por superhumanos? El autor da muestras de un conocimiento profundo de todos los elementos que toca, tanto a nivel histórico como científico y lo cuenta todo en un lenguaje asequible a cualquier persona medianamente formada, con clarificadores ejemplos sacados de la vida actual. Así lo mismo nos introduce en "Un día en la vida de Adán y Eva", como nos habla de "El mayor fraude de la historia", como nos introduce en "El olor del dinero" o la "Ley de la religión", "El credo capitalista", para concluir con "El final de Homo sapiens".Así que  la cifra , ya que estamos en ello, de sus más de 12.000 lectores, que dice que tiene, está justificada.

  21 LECCIONES PARA EL SIGLO XXI

Luego de leer la primera entrega de esta trilogía y saltarme la segunda, no me quedaba más remedio que afrontar esta lectura. Me ha ilusionado el contenido de estas lecciones, que el profesor Noah imparte a través de la letra impresa. Tiene una valentía tremenda, dada su edad, para meterle mano a asuntos tan actuales y presentarlos como "lecciones", ni más menos, con todo lo que eso implica. Escribe de manera muy clarividente y con una preparación impresionante, y eso se nota a la hora de que otras personas traten de entender su forma de pensar. Este libro, al igual que el anterior, lo he disfrutado y espero que me sirva de cabecera para mis posteriores aportaciones al mundo de la literatura. A pesar de los pesares, encuentro positivismo en sus reflexiones y le da mucha importancia a la meditación.
Sobre el trabajo -p.e- nos indica que "cuando te hagas mayor, puede que no tengas un empleo". Justifica y da soluciones a este problema, que no es poco. Y así va desgranando todas sus aportaciones a la libertad, igualdad, comunidad, civilización, nacionalismos, religión, inmigración, terrorismo, guerra. humildad, Dios, laicismo, ignorancia, justicia, posverdad, ciencia ficción, educación, significado y meditación. Toda una enciclopedia de la vida.