jueves, 10 de noviembre de 2016

Cántico

                                                     Fotografías tomadas de la red

Con motivo del Festival de Cine de Sevilla de 2016 he tenido ocasión de ver la película sobre el grupo cordobés de poesía Cántico, del que tenía noticias pero que sabía muy poco. El asunto es que este artículo publicado en julio pasado en la revista digital Generación del 27 me servía de antecedente.

'Cántico' un documental de Sigfrid Monleón
Un artículo de Francisco Griñán en Diario Sur
La productora malagueña Malas Compañías ultima esta cinta que cuenta con los testimonios de Pablo García Baena y María Victoria Atencia. En la España de posguerra todo era cuestión de bandos. Y la poesía no lo era menos. El canon oficial lo representaban los que apostaban por la épica y la exaltación del espíritu nacional, frente a los que nació un movimiento más comprometido que denunciaba, siempre dentro de unos márgenes, la situación social. Por ello, cuando aparecieron aquellos chicos cordobeses que sembraron sus versos de esteticismo, lo único que recogieron fue incomprensión. No estaban en ninguna trinchera, sino que se sentían deudores de la poesía de la Generación del 27, de Federico García Lorca y de Juan Ramón Jiménez. Siguiendo la estela de ‘Litoral’, editaron desde Córdoba la revista ‘Cántico’, que daría carta de naturaleza a este grupo poético que, además de publicar sus obras, abrieron una ventana a la homosexualidad literaria y dieron entrada a autores exiliados y proscritos. «Eligieron la poesía como refugio hasta que la poca aceptación les obligó a evolucionar y encontraron en Málaga esa libertad de la que carecían en su tierra», relata el productor cordobés Antonio Hens que, como décadas antes sus paisanos del grupo Cántico, también descubrió en la Costa del Sol algo más que un lugar de residencia. Aunque en el caso del cineasta, más por motivos profesionales que personales como ocurrió con los poetas.


“Cántico”, de Sigfrid Monleón, se estrena en la Seminci

Con posterioridad asistí a la charla coloquio que tuvo lugar en la Casa de los Pinelos, el martes pasado con motivo de los actos organizados por la Fundación José Manuel Lara y dentro del ciclo Poesía en Vandalia. La pena es que Pablo García Baena no estuvo presente, tal y como estaba previsto, pero es que la edad no perdona. No obstante fue un motivo más para animarme a conocer a fondo a este grupo de intelectuales un tanto olvidadas por circunstancias ajenas a la literatura y que tanto hicieron por ella.

6 comentarios:

  1. Muy bien, amigo. Buena vida cultural disfrutas. Gracias por compartírnoslo.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, tocayo, por tu visita y dejar tu comentario.- Un abrazo

      Eliminar
  2. No dudes que veré el enlace con tiempo.
    Interesante.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena dedicarle un ratito, Vero.- Besos

      Eliminar
  3. Ahora paso a visualizar el enlace J. R. Seguro que será muy bueno como todo lo que nos traes.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece la confianza, Conchi. Seguro que te gustará.- Un abrazo

      Eliminar

¿Y ahora qué? ¿No me vas a decir nada?