jueves, 20 de octubre de 2016

Un largo pez de plata


  
                              UN LARGO PEZ DE PLATA.- Jacque Canales

Nacida en Uncastillo (Zaragoza) el 18 de julio de 1932, Jacque Canales compatibilizó la enseñanza del inglés con trabajos periodísticos y su verdadera vocación, la poesía. Entre sus obras destacan: Un viento en el espejo (1985), Entre la transparencia y la música (1985), En la piel de la palabra (1986), La noche y sus sandalias (1987), Nietzsche también se ríe (1987), Safo (1987), Tiempo de sed (198 8) y El niño de los ojos de agua, por el que obtuvo el Premio Florentino Pérez-Embid en 1993. También había ganado los premios de poesía José Luis Gallego (1986), Fray Luis de León (1987), San Lesmes Abad (1987) e Internacional de Poesía Mairena (1990).
Este libro obtuvo el VIII Premio de Poesía BARRO del año 1986
Falleció en Madrid el 1 de Octubre de 1995

Tres poemas como muestra
1
Enciendo un cigarrillo.
La química y su origen.
¿Es que nada
refleja los cristales de la noche?

Mi perro tiene cara de sombrilla
y brazos de crepúsculo,
dilatada pupila caramelo
y un run run de conceptos y formas
con gesto de farándula.
Me quitaré la blusa
de sueño y de nácar
con todo el maleficio de las fórmulas
                      y de los sueños pétreos.
2
Me gustaba escuchar aquella voz.
Y sus manos anémonas
sobre la reflexión de un epitafio.

Sentados en el banco
cambiando los apuntes
                mientras Kafka
nos mira ensimismado.

¿No sabes que leía a Dosteiewski
y tenía en su cama
un gran escarabajo?

Siempre le perseguían los insectos.

Pero la noche es blanca cuando escribe.

Quiso mucho a Milena
y, a pesar de que en Praga hacía mucho frío,
sus manos transparentes
              de cadalso y de  túneles,
no tenían más marcas
que el ruido que hace un genio
andando en un alambre
                          infinitesimal.

3
Nunca supe su nombre.

Una ráfaga azul que sobrepasa
los libros de latín,
misterio cristalino, melancólico,
revestido de miel y de jazmines.

La inútil inocencia que se rompe
dando fe del perfume de su orilla,
la sumisión completa de unos besos
              —acoso de sus brazos en la tarde—.

Un templo de miradas sugestivas,
un recorrer el cuerpo y su paisaje
celindas alcanzadas que se pierden
entre los calcetines del colegio.

9 comentarios:

  1. No conocía ni el libro ni a su autora que veo que su vocación era la poesia, así que te agradezco nos la hayas presentado, amigo JR. Los poemas están genial.

    Un placer estar en tu blog.

    Un beso .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María: siempre es bueno descubrir a personas así. Gracias por la visita.- Feliz fin de semana.Besos

      Eliminar
  2. No conocía ni el libro ni a su autora que veo que su vocación era la poesia, así que te agradezco nos la hayas presentado, amigo JR. Los poemas están genial.

    Un placer estar en tu blog.

    Un beso .

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigo por darme a conocer a Jacque Canales, nunca escuché hablar de ella, sus poemas son muy bellos. Ahora intentaré buscar no solo sus poemas sino también su prosa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso estamos, Conchi,para transmitir aquellos aspectos de la vida que merece la pena ser conocidos.- Un abrazo

      Eliminar
  4. Las tres muestras son bastante interesantes, apunto el nombre de la autora. Gracias como siempre, José.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Rafael, por la visita.-Un abrazo

      Eliminar
  5. Interesante post, buscaré más poemas de la autora. Un fuerte abrazo, José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que merece la pena saber más de ella.- Un abrazo

      Eliminar

¿Y ahora qué? ¿No me vas a decir nada?